Aceite para barba

Ya hemos dicho que la barba es algo que se está haciendo constantemente, no algo ya dado. El vello facial se tiene que estar cuidando y arreglando para que alcance su máximo potencial, y el aceite para barba nos ayuda mucho para lograr ese potencial.

Aceite para barbaLa principal función del aceite para barba es suavizar e hidratar; suaviza el vello, que puede tender a la dureza, y lo hace más manejable, también nos ayuda a mantener hidratada la piel, dándole un aspecto sano.  Los aceites son hidratantes fáciles de usar que suavizan el vello facial, así como la piel que hay debajo, calman las irritaciones que se pueden producir y crean un entorno saludable para el crecimiento de la barba.

Las funciones mencionadas anteriormente no son las únicas que ofrecen este tipo de productos. Además de la función hidratante y suavizante, el aceite para barba  suele actuar como un desodorante o colonia, dependiendo de la mezcla de los aceites esenciales realizada. La mezcla del aceite de Mel Bros, por ejemplo,  contiene aceite de jojoba, aceite de argán, aceite de té de árbol, aceite de cedro, aceite de bergamota y aceite de romero. Esta combinación proporciona un aroma refrescante, que resulta muy agradable para las personas que conviven a diario con un barbón.

El aceite para barba es especialmente recomendable en barbas medias, sobre todo en la fase en la que el vello facial puede ser irritante por su crecimiento. Nos ayuda también con la comezón y el ardor que puede producir la foliculosis leve, el  tener caspa en la barba, o las descamaciones. Para aquellos que ya tienen una barba larga, es de mucha ayuda para peinar y acomodar esos vellos difíciles y testarudos. El aceite será mucho más efectivo para las barbas medias y largas, que tienen por lo menos 20 días de crecimiento.

Otra cosa que no podemos dejar de mencionar  es el acabado ligeramente brillante que, por sus propiedades, proporciona el aceite. Para conseguir el brillo deseado, no hay que exceder la aplicación en una sola zona si no que hay que realizarla por toda la barba, uniformemente.  Una buena aplicación evitará que las puntas de tus pelos se quiebren y se vuelvan afiladas, y las acondicionará para que sigan creciendo fuertes y brillantes, sin caer en lo grasoso.

Modo de aplicación.

En el caso del aceite para barba de Mel Bros se aplican varias gotas en la palma de la mano (las cantidades varían basándose en la abundancia de la barba, la longitud y la textura), y luego se frota en el cuerpo de la barba.

Es recomendable utilizar el aceite para barba tras el lavado y el secado, mientras el vello permanece un poco húmedo. Dependiendo de la longitud, entre 3 y 6 gotas serán más que suficientes. Hay que frotarlo en las palmas de las manos y distribuirlo luego por toda la barba, cubriendo tanto el vello como la piel. Como nos recomienda Jack Knife, el hecho de aplicarlo con la barba ligeramente humedecida, evita los posibles brillos indeseados al no realizar una óptima aplicación, con lo cual es más fácil y práctico. La sugerencia final es utilizar el secador de cabello con aire templado para eliminar los restos de humedad, evitando así malos olores y logrando un mayor control y pulido sobre el pelo. Con 20 o 30 segundos de secador será suficiente.