Productos cosméticos para hombres

Los hombres creemos no necesitar ayuda para ninguna cosa. Muchos ignoramos, por ejemplo, el sentido de la palabra cosméticos: pensamos que son cosas exclusivas para el sexo femenino, o creemos que son cosas inútiles. Si pensamos así tal vez estamos un poco fuera de una tendencia cada vez más marcada en la sociedad: el cuidarse, es decir, el utilizar productos cosméticos para hombres.

Productos cosméticos para hombresEl cuidarse significa estar al pendiente de la salud propia, de hacer ejercicio siempre que se pueda, y es muy probable que se pueda; implica comer sanamente, incluso implica incorporar en el día a día la utilización de estos productos cosméticos de los hombres que han abierto una nueva brecha en el mercado.

Los “expertos” redujeron a este tipo de hombre que busca cuidarse y le llamaron metrosexual: el señor que vive para su cuerpo y lo muestra. El que un hombre se cuide no necesariamente quiere decir que tenga que presumir su cuerpo toda vez que haya posibilidad, no, el cuidarse no conlleva ser un exhibicionista.

Una observación de la empresa Mel Bros Co. hecha sobre diversas personas que han adquirido susproductos cosméticos para hombres, revela que la gran mayoría es gente que gusta de cuidarse, o de ver que algún miembro de su familia se cuide.

Estos varones que se cuidan han dejado atrás el patrón machista y patriarcal de  generaciones anteriores, han roto los límites de los estereotipos considerados principalmente como femeninos, han aprendido a expresar de mejor manera sus gustos, sentimientos, preferencias y emociones, a pedir apoyo y ayuda. Muchos han llegado a ser vistos como nuevos íconos del consumo masculino, que utilizan esta nueva categoría. Estos mismos reconocen que se dejan tentar por los productos cosméticos para hombres como las mujeres con los zapatos.

Los cosméticos para hombres van desde bálsamos y pomadas para el cabello, la barba y el bigote hasta geles, cremas y lociones para la piel. Actualmente existen una gran cantidad de productos para el cuidado del hombre, que son efectivos y de gran ayuda  para los que disfrutan del cuidado personal. Si alguna vez te encuentras con alguien que tiene la piel brillante o que lleva el cabello bien arreglado y el vello facial simétrico, seguramente estarás ante alguien que gusta de cuidarse. Son fáciles de ubicar, también es probable reconocerlos por la forma en que hablan cuando se refieren de lo importante que es el cuidarse. En general son personas muy generosas a la hora de compartir lo que saben.

La observación anterior también  nos explica que generalmente son personas fieles a una marca, cuando descubren calidad en ella. Si les gusta como funciona tal o cual producto, suelen recomendarlo a cuanta persona pueda beneficiarse de la misma forma. Los que gustan de cuidarse usualmente también van a gimnasios, realizan sus compras en línea o en plazas comerciales, toman vitaminas y suplementos alimenticios, prefieren las bebidas hidratantes y revitalizantes, los cereales y los alimentos orgánicos, consideran el viajar como un derecho no como un privilegio y oscilan entre los 20 y los 50 años. Otra especificación aclaratoria es que son personas a la que les gusta salir, van más al cine, a las fiestas o a las celebraciones, es decir, se cuidan sin sacrificar la reunión social.

No es que importe demasiado diferenciarlos, se trata sólo de diversificar el concepto de hombre, de alguien que no deja de ser masculino por utilizar productos cosméticos. Así como hay personas que son saludables sin usarlos, hay personas que lo son utilizando productos cosméticos para hombre. Hay personas que se cuidan sin saber los beneficios de estos productos así como hay personas que se cuidan sabiendo por experiencia propia la ayuda que dan los mismos.

El que se cuida ya no es tanto aquel hombre introvertido, sumido en su propio mundo e incluso algo descuidado con su apariencia sino que es alguien más social y hedonista, que le gusta compartir, que sale con sus amigos y practica alguna actividad física. Alguien que tiene un componente comunitario muy importante, en contra de lo que uno se podría imaginar. Gracias al Internet y a las redes sociales, está informado de las ventajas y desventajas de tales o cuales productos y se convierte en punto de referencia para las personas cercanas a la hora de las recomendaciones.

Las descripciones anteriores no son más que generalidades de los que se cuidan ahora con mayor ahínco, habrá cada vez más cuanto más calidad y variedad haya en los productos. Más que diferenciar entre tipos de hombres se trata de explicar una nueva forma de vivir lo masculino, después de las transformaciones en los arquetipos sociales del género.